El Bioetanol se presenta como una alternativa atractiva para reemplazar el petróleo por fuentes de energí­a renovables y sostenibles

En la actualidad existen suficientes razones para buscar otras alternativas al empleo del petróleo como combustible para los motores de combustión y para la calefacción.

Sin embargo, además de los inconvenientes medio ambientales que conlleva la utilización del petróleo hay que sumar que es una materia prima no renovable. Afortunadamente existen combustibles alternativos como el bioetanol y el biodiésel, producidos con materias primas vegetales o biomasa. Aunque nosotros nos vamos a centrar en el bioetanol para detallar el proceso de obtención.

Se trata del combustible del futuro. Pero… ¿Cómo se obtiene el combustible que se utiliza en una chimenea de bioetanol? Se trata de un combustible obtenido a partir de alcohol procedente de productos vegetales con un alto contenido de sacarosa y sometidos a un proceso de fermentación. El proceso es bien sencillo: El alcohol producido por ese proceso se separa por destilación para obtener alcohol común. Concretamente se obtiene un 96% etanol y 4% agua. Por ello el bioetanol tiene un alto calor de combustión, alto octanaje y bajo cetanaje que lo hace ideal para el uso en biochimeneas. Para terminar con el proceso se mezcla con nafta, gasohol o alconafta, produciendo un combustible de alto poder energético.

Existen varias posibilidades de mezclas para la obtención de este biocombustible como los siguientes:

E5: Se trata de una mezcla de 5% etanol y 95% de nafta y es la más habitual y más optima según la regulación europea.

E10: Se trata de una mezcla de 10% etanol y 90% nafta y es la más utilizada en los Estados Unidos.

E85: En este caso es una mezcla de 85% etanol y 15 % nafta solo para motores especiales. Se emplea en los Estados Unidos y en algunos países donde los vehículos tienen sensores especiales para determinar la mezcla de carburantes y ajustarlas automáticamente.

E95 y E100: Se trata de mezclas de hasta 95% y 100% etanol y se utilizan en motores especiales. Su uso en Brasil está muy difundido.

E-DIÉSEL: Singularmente, el etanol permite su mezcla con gasoil, con muy buenas caracterí­sticas en cuanto a su combustión y reducción de contaminación. Esta modalidad se emplea en los Estados Unidos y Brasil, y se piensa que pronto se comercializará en Europa.

ETBE: Esta mezcla en realidad no se comercializa como combustible y solo se utiliza como aditivo de la nafta.

Para el uso doméstico en quemadores de bioetanol se recomienda el del 96%.

Mas información: Miliarium.com

Aquí encontrarás BIOETANOL PARA CHIMENEAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *